Categorías

Carrito  

No hay productos

Transporte 0,00€
Total 0,00€

Carrito Confirmar

Newsletter

Fular seda Wassily Kandinsky "Composición IV"

Fular seda Wassily Kandinsky "Composición IV"

29,95€ IVA incluído

Añadir a la cesta

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

FS0219

Disponibilidad:

Hazte con tu Fular seda Wassily Kandinsky "Composición IV" al mejor precio en tu tienda online de reproducciones de arte.

Más detalles

21 otros productos de la misma categoría:

Kandinsky es una de las figuras más importantes en el desarrollo del arte abstracto.

Nació en Moscú en 1866 y falleció en Neully-sur-Seine, Francia, en 1944. Compaginó sus estudios de derecho y economía con el dibujo y la pintura. Al cumplir los treinta años abandonó su carrera como docente para ir a estudiar pintura a Munich. Asistió a las clases de F. Stuck y allí conoció a Paul Klee, con quien mantuvo una gran amistad. También realizó diferentes viajes por Francia, Países Bajos, Túnez, Italia y Rusia, entrando en contacto con el postimpresionismo, el Jugendstil (modernismo) alemán, el fauvismo y el cubismo.

La influencia del color fauve se percibe en una serie de paisajes alpinos que pinta en Murnau entre 1908 y 1909. Es aquí cuando se da cuenta que la representación del objeto en sus pinturas era secundaria y que la belleza de sus obras reside en la riqueza cromática y en la simplificación formal.



 

COMPOSICIÓN IV

Esta obra de Kandinsky, es un torbellino de colores girando y girando y también aumenta el tamaño de las lineas. La pintura se divide abruptamente en el centro de dos lineas gruesas verticales de color negro.
A la izquierda, un movimiento violento se expresa a  través de profundas lineas afiladas, puntiagudas y enredadas. A la derecha todo está en calma, con formas amplías y armonía de colores.

Mirando esta COMPOSICIÓN IV hay una zona que la abstracción es ilusoria, ya que las lineas que dividen la pintura son en realidad dos lanzas de cosacos en poder de un sombrero rojo. Junto a ellos una, una tercera parte se ven cosacos de barba blanca que se apoyan en una espada violeta. Está delante de una montaña azul, coronado por un castillo. En la parte inferior izquierda, dos barcos se representan  y, por encima de ellos dos cosacos se unen en la  batalla, blandiendo sables violetas. 

En la parte inferior derecha, hay dos amantes reclinados, mientras que por encima de ellos, dos personajes vestidos observan la ladera,

Kandinsky ha reducido la representación de signos pictográficos para obtener la flexibilidad necesaria para expresar una "visión cósmica". El desciframiento de estos signos es la clave para entender el tema de la obra. Composición IV funciona en múltiples níveles: inicialmente, los colores y las formas ejercen un impacto emocional en el espectador, sin  necesidad de considerar los aspectos de representación que hace que el espectador se involucre en un plano intelectual.

Entonces la decodificación de los signos de Composición IV y yo no puedo ver las  imágenes sin traducirlas a unas determinadas formas de representación. Pero al resolver  los enigmas de esta obra cuando se presentan ante mis ojos el impacto emocional se refuerza hasta límites insospechados.

100% seda - 160 x 43 cms.

No hay comentarios sobre este producto

Solo usuarios registrados pueden registrar comentarios