Categorías

Carrito  

No hay productos

Transporte 0,00€
Total 0,00€

Carrito Confirmar

Newsletter

Fular seda Gustav Klimt "Retrato de Maria Munck"

Fular seda Gustav Klimt "Retrato de Maria Munck"

29,95€ IVA incluído

Añadir a la cesta

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

FS0120

Disponibilidad:

Hazte con tu Fular seda Gustav Klimt "Retrato de Maria Munck" al mejor precio en tu tienda online de reproducciones de arte.

Más detalles

21 otros productos de la misma categoría:

Gustav Klimt (14 de julio de 1862 – 6 de febrero de 1918) fue un pintor simbolista austríaco, y uno de los más conspicuos representantes del movimiento modernista vienés. 

Maria Munck nació en Viena el 6 de noviembre de 1887. El 28 de diciembre de 1911 puso fin a su vida, apareciendo la noticia en el "Wiener Fremdenblatt": "A los 24 años, Marie M., hija del consejero comercial Alexander M., se disparó en el lado izquierdo de su pecho con un revolver de cinco milímetros de calibre, ayer a la tarde en su apartamento de Währing. Avisados los servicios de emergencia, el doctor sólo pudo certificar su muerte".Maria era hija de Aranca -hermana de Serena Lederer- y Alexander Munk, una de las familias más importantes de Viena, apareciendo ambos esposos en el cuadro del Auditorio del viejo Burg Teather.Klimt realizó un retrato post-mortem de la joven, rodeando su cabeza de flores, cuadro que se conserva en una colección particular. La cabeza de Ria flota en un mar de flores al igual que la Ofelia de Shakespeare. Un segundo retrato de Ria no fue del agrado del padre de la joven fallecida por lo que Klimt lo transformó en La Bailarina. En una tarjeta escrita a Emile Flöge el 28 de febrero de 1913 confirma las complicaciones que le está trayendo el retrato. La tercera versión es ésta que contemplamos, que quedo inconclusa por la muerte del pintor el 6 de febrero de 1918. El rostro de Ria y buena parte del fondo son los elementos que han sido finalizados, mientras que el resto de la figura está sencillamente esbozado. El esplendor floral -peonias, crisantemos, tulipanes, cinerarias, etc.- es una clara reminiscencia del arte japonés que tanto interesó al maestro a partir de la década de 1910. El firme trazo, especialmente con líneas curvas y sinuosas, también se pone de manifiesto en este trabajo, al igual que la facilidad de Klimt para realizar retratos en los que exalta la belleza de sus modelos.

La obra se puede visitar en el museo  Neue Gallerie der Stadt Linz y data de 1916-7.

100% crepe de seda - 155 x 40 cms.



No hay comentarios sobre este producto

Solo usuarios registrados pueden registrar comentarios